Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

sábado, 7 de octubre de 2017

COGOLLUDO: EL TORO DE LA DISCORDIA



COGOLLUDO: EL TORO DE LA DISCORDIA

   Mal, terminaron, o comenzaron, las fiestas patronales de Cogolludo de 1934. Saldándose a guantazo limpio, y a denuncias que, posteriormente, fueron retiradas.

   Pero la noticia ocupó la primera página de algunos periódicos nacionales:

SIGUE EL RELATO EN :
El libro, pulsando aquí



Tomás Gismera Velasco

viernes, 6 de octubre de 2017

BRIHUEGA: CRÓNICA NEGRA. SUCESOS QUE DEJARON HUELLA



La crónica negra forma parte de los pueblos. De la vida de los pueblos. El hombre nace, vive y, en ocasiones, mata.

Aquí presentamos una serie de relatos en torno a sucesos que dejaron huella en Brihuega y su comarca; o en Brihuega y su partido, en cuya villa fueron juzgados y donde, como cabeza judicial, se aplicaron y ejecutaron las penas. Son sucesos que conmocionaron al pueblo. 


El libro se puede conseguir a través de Amazón, pulsando aquí



Los sucesos y casos que componen el presente volumen son:

-Sin perdón: el reo de Valdegrudas, sobre el suceso ocurrido en esta población en el mes de agosto de 1898.

-Gumersindo “Pocoseso”, y el Alcaide de Brihuega, sobre hechos acaecidos en Brihuega entre 1891 y 1895.

-María, y Brihuega se vistió de luto. Sucedido en Brihuega en 1910.

-Noche de lobo y luna. El crimen de los serenos. Que nos traslada a la Brihuega de finales de diciembre de 1887.

-Motivos poderosos. Muerte en Torija. Cuyo caso nos lleva a esta villa, y al mes de abril de 1880.

-Todos a una. Los toros y los garrotes, recuerda un caso sucedido en Brihuega, con motivo de los festejos taurinos de 1911.

-El crimen del barbero. Un cadalso en Brihuega. Nos lleva a la Brihuega de 1852, sobre un hecho acaecido en Archilla dos años antes.

-Tocata y fuga de Sor Asunción, tiene lugar en Brihuega, en 1888.

-El Maestro Bandido, parte de Carrascosa y concluye en Copernal, en 1891, pasando por la cárcel de Brihuega.

-¡A las Eras!. Sucedió en Brihuega, en 1903.

-Los peligros del camino nos traslada a las ferias de 1833, de Brihuega.

-El Divorcio se sangre, sucedió en Cañizar, en 1927.

-La riña de gatos tuvo lugar en Brihuega, en 1894.

Y, por último, la noche de Parra, que se libró entre Valdearenas y Brihuega, y tuvo su final en 1889.

domingo, 10 de septiembre de 2017

CARRASCOSA DE HENARES: CUANDO LA PESTE LLAMÓ A LAS PUERTAS

CARRASCOSA DE HENARES: CUANDO LA PESTE LLAMÓ A LAS PUERTAS


   Muchos episodios tristes se vivieron en la inmensa mayoría de los pueblos de España con ocasión de la llegada de la peste en forma de enfermedades contagiosas, fuesen de cólera, de gripe o, como en este caso, de viruela.

   Y es que en la década de 1880/90, una epidemia de viruela asoló la provincia de Guadalajara, que se sumó a las ya padecidas de cólera que diezmaron algunos pueblos.

   Escenas tristes se vivieron en muchos de ellos, y, como hemos encontrado esta noticia, dejamos reflejo de ella, que, ni por asomo, es exclusiva de esta localidad, ya que ocurrió en otras muchas.

   La noticia, tal y como la contó la prensa, dice:

   "Un acto, que por lo heroico y humanitario dice mucho del ilustrado párroco de Membrillera acaba de tener lugar en Carrascosa de Henares.

   Hace unos días falleció en dicha localidad una pobre mujer atacada de viruela negra. A la hora de verificarse el entierro, se presentó el señor cura revestido en la casa de la difunta en unión del sacristán, y al ver que ninguno de los vecinos se había atrevido a penetrar en dicha morada, donde tan solo estaba la hija de la finada, convaleciente también de la misma enfermedad, despojándose el sacerdote de su capa penetró en el aposento, y ayudado de la referida hija colocó el cadáver en la caja destinada a los pobres, y ya en la calle, y viendo que nadie acudía a conducirla al cementerio, antes que las autoridades tomasen ninguna providencia para obligar de una u otra forma a cumplir con tan sagrado deber, el virtuoso sacerdote, ayudado de la desolada hija, cogieron el féretro y llegaron al cementerio, dando aquel tierra a la difunta, y a la par que llevaban a cabo una de las obras de misericordia, daba un ejemplo a sus feligreses, reacios por temor al contagio y por falta de caridad."

   Tal cual.

   Tomás Gismera Velasco






sábado, 9 de septiembre de 2017

BRIHUEGA: JUSTICIA RECTA Y BARATA


De la prents, tal cual:

   "En Brihuega se ha celebrado un juicio verbal cuyos derechos han subido a 104 reales y 12 maravedíes, en esta forma: 40 el juez, 40 el escribano, 24 a los alguaciles y 20 cuartos de papel. Por el que se ha consumido de este que acaso no ha sido más que la media llana del failo, se deduce lo intrincado del negocio, más no es esto todo, sino que se ha condenado en la tercera parte de las costas al que se declara absuelto. ¡Qué cosas se ven en España!

   Aunque el contenido de dicho párrafo nos dirige con bastante seguridad al conocimiento del comunicante, estamos muy distantes de entrar en reflexiones sobre este particular ni sobre ningún motivo que le haya asistido para proporcionarse tan injusto proceder.Nuestro intento no es otro que el de presentar una muy sencilla relación de lo ocurrido y de lo que debe estar bien penetrado el autor del parrafito para demostrar que en el jusgado de esta villa se obra con recta justicia y sin exigir otros derechos que los señalados por el arancel.
   En 1º del actual comparecieron a juicio verbal Benito Caballero como demandante y don Vicente Martínez demandado, reclamando el primero 216 reales, y además el importe de varias yuntas y otros trabajos echados en tierras de Martínez, y de las que este le había despedido sin tiempo; negó el Martínez tal deuda, y entrando en contestaciones se acaloraron hasta el extremo de verse el juez en la necesidad de apercibirles si no guardaban más moderación. Más de tres horas se pasaron descansando cada uno en su propio dicho, y siendo ya las diez de la noche y debiendo el señor juez determinar, reclamaron únicamente el que se volviese a abrir el juicio otro día en que se presentarían pruebas, y que se citase también a los peritos labradores de la villa.

   Túvose nuevo juicio en la noche del 2, de casi la misma duración que el primero, asistiendo los peritos y otros testigos por citación de los alguaciles, en el que hubo menos acaloramiento que en el primero; y si bien en él se absolvió al don Vicente Martínez del pago de los trabajos reclamados por el Caballero, se le condenó en la tercera parte de costas porque su despedida espontánea de las tierras como así lo declararon los peritos labradores, provocó las reclamaciones que en otro caso no hubieran tenido lugar. Si en los juicios se invirtió o no un pliego de papel, no hay más que revisarlos, pues firmados están los dos por el mismo Martínez, y ni en cinco se hubiera podido estender cuanto este espuso en los dos referidos juicios.

   Los que suscribe, como escribanos del juzgado y que entienden en los juicios verbales, no han podido ver sin indignación, el párrafo a que contestan, pero sin embargo absteniéndose de hacerlo en los términos que el mismo exige, han considerad más conveniente presentar en estracto dichos juicios, como la mejor prueba de las operaciones. Por este medio queda demostrado que si en España no se ven otras cosas que las que pasan en el juzgado de Brihuega, sin duda puede asegurarse que se camina de la senda de la razón y de la justicia. De Vds. muy atentos y seguros servidores.

   Brihuega, 31 de marzo de 1847. Bernardo de Diego y Cerro. Camilo López y Gomara. Fermín Gutiérrez y Gomara. Feliz Romero y Gomara."

   Total, un lío, que dicho queda.

Tomás Gismera Velasco


martes, 29 de agosto de 2017

ATIENZA: UN HOMBRE PARA SUICIDARSE SE CUELGA DE UN ÁRBOL Y EL CADÁVER CAE AL CANALILLO

ATIENZA: UN HOMBRE PARA SUICIDARSE SE CUELGA DE UN ÁRBOL Y EL CADÁVER CAE AL CANALILLO


   Tal cual lo contaba la prensa:

   "Ayer por la mañana se recibió un aviso telefónico en el juzgado de guardia dando cuenta de que en las aguas den Canalillo, en las proximidades del Hipódromo, se había encontrado el cadáver de un hombre.

   Inmediatamente se personó en el lugar del suceso el juzgado de guardia, que lo era el del distrito de la Inclusa, realizando una detenida inspección ocular.

   En la orilla del canal estaba el cadáver de un hombre como de veinticinco años, encontrándosele en las ropas una cédula personal a nombre de Eugenio H. R. de veintisiete años, natural de Atienza (Guadalajara) y vecino de La Upiñora.

   También se le halló una carta recomendándole para que fuese reconocido por un médico que tiene su consulta en la calle de Atocha número 4.

   Aunque el cadáver se encotró en la superficie del agua del canalillo infundió sospechas de que se tratase de un crimen al ver que tenía al cuello una cuerda con un nudo corredizo.

   Continuó el juzgado la inspección, viendo atado en lo alto de un árbol próximo al canal y en una de las ramas que caen sobre este, un trozo de cuerda igual al que tenía el cadáver al cuello, y en la que se observaba el extremo colgante desgarrado.



   Además, las señales que tenía en el cuello hacen suponer con bastante fundamento que se trata de un suicidio, y que el peso del cuerpo rompió la cuerda, cayendo entonces al agua.

   Lo extraño de este suceso es que en las proximidades donde estaba el árbol con el trozo de cuerda, exste una huerta donde había trabajando desde muy temprano varios hombres, y también en las cercanías trabajaban numerosos obreros en el pavimento del paseo de Ronda, y ninguno vio que al árbol subiese persona alguna ni oyeron el golpe que forzosamente tuvo que producir el cuerpo al caer al agua.

   Sin embargo, el juez ha ordenado que las autoridades realicen gestiones para esclarecer el caso."

   Sucedió el 2 de julio de 1926

Tomás Gismera Velasco


domingo, 9 de julio de 2017

ARCHILLA: EL CRIMEN DEL BARBERO



ARCHILLA: EL CRIMEN DEL BARBERO

   Bárbaro fue el crimen cometido en Archilla por Hilario… en la tarde del 22 de octubre de 1851. Como bárbaro fue el resultado.

   A Hilario, jornalero y barbero a ratos perdidos, pellejero también, le perdió su soberbia, o quizá sus malos modos. Lo que si demostró demasiada sangre fría para llevar a cabo un crimen que a él lo llevaría a la muerte.



Tomás Gismera Velasco

domingo, 2 de julio de 2017

BRIHUEGA: TOCATA Y FUGA DE SOR ASUNCIÓN



BRIHUEGA: TOCATA Y FUGA DE SOR ASUNCIÓN

   Al tocar a oración y descubrir que Sor Asunción no se presentó a los primeros rezos de la mañana, la madre superiora de las Jerónimas envió en su búsqueda, temiendo que algo malo la hubiese sucediro, pero Sor Asunción no se encontraba en su celda, de la que había desaparecido sus objetos personales y las ropas que llevó cuando entró en el convento.

 
Continúa el relato en...

El libro se puede conseguir a través de Amazón, pulsando aquí
Tomás Gismera Velasco

sábado, 24 de junio de 2017

CARRASCOSA DE HENARES: EL MAESTRO BANDIDO



CARRASCOSA DE HENARES: EL MAESTRO BANDIDO

   Don Eugenio llegó a Carrascosa de Henares para ejercer, producto de los tiempos, los cargos de maestro, secretario municipal y, si se terciaba, sacristán.

   Comenzaba a apagarse elsiglo XIX en medio de guerras coloniales y sucesos iimprevistos de todo tipo, dentro y fuera del territorio nacional, corrián los últimos años de la década de 1880.

  No se trataba de un maestro al uso, puesto que quienes lo conocían trataban de evitarlo, por la fama de mandón qu fue adquiriendo. Su mal genio lo pagaba tanto con los chiquillos como con los padres que se quejaban del trato que les daba, a pesar de que, deafiante, en más de una ocasión dijo aquello de que, si alguien se atreve, dispuesto estoy a partirle la cara.

Continúa el relato en...

 
El libro se puede conseguir a través de Amazón, pulsando aquí

Tomás Gismera Velasco